La vanguardia peruana: Amauta.

Una exposición que nos traslada a otro espacio físico temporal; los años 20, Perú. Escudriñar la vanguardia peruana a través de una publicación: Amauta y una persona: José Carlos Mariátegui, de esto se trata la exposición que nos ofrece el Reina Sofia en su tercera planta.

Cuando se habla de Amauta no se puede separar de la figura de Mariátegui. J.C. Mariátegui es intelectual peruano cosmopolita que viaja como emigrado político a Europa en 1920-23, época convulsa en el viejo continente donde se vive una difícil post gran guerra. Es un momento de ebullición de vanguardias, de ebullición política, de auge del socialismo y de lucha por la libertad. Mariátegui viaja por muchos países europeos cruzándose con las figuras más importantes de las vanguardias: pasa por Berlín donde cruza a Grosz dadaísta comunista para quien el arte y la política van unidos y no puede haber vanguardia sin haber contestación, en Italia conoce a Emilio Pettoruti , artista argentino futurista, instalado en Italia que introduce en la vanguardia a Mariátegui. En su periplo por Europa se cruza con muchos otros artistas y movimientos de los que se empapa quien llegará a ser uno de los fundadores del partido socialista peruano y de Amauta. Observa que los ismos se materializan en escritos; a través de publicaciones como revistas o almanaques estas vivencias se las lleva a Perú donde a imagen de las publicaciones europeas crea una revista que reúna las ideas artísticas y políticas trasladando el debate a la calle.

Este proyecto se materializó en la revista “Amauta”, una revista de arte, literatura, filosofía y política . Muy personal, ecléctica, muy identificada con la mentalidad izquierdista y revolucionaria de Mariátegui. No entiende la Vanguardia sin el compromiso político y social; nuevo orden estético para un nuevo orden social, no se puede olvidar que estamos en plena revolución mejicana y rusa. Hasta aquí podríamos estar hablando de no importa qué revista europea, pero la carga antiimperialista , anticolonialista y el indigenismo nos dan la señas de identidad de esta publicación.

Amauta, y en esta exposición nos lo dejan claro es un caso excepcional; por su duración en el tiempo: más de 4 años en el candelero, por su pluralidad: es un soporte en el que se dan voz a casi todas las tendencias del momento incluso las antidogmáticas entre los años 1926-1930, por su reivindicación del indigenismo como lenguaje de vanguardia, por su reivindicación de sus orígenes pero también en la reivindicación de Europa como origen de lenguajes e ideas.

Es cierto que ya el Cubismo había descubierto en el arte Precolombino un lenguaje apto para expresarse, una fuente inspiradora que al igual que el Arte africano aportaba una nueva forma de representar. En los años 20, en Perú aunque también en Argentina, Brasil y Méjico se da una paradoja que les hace únicos. Reivindican la modernidad mezclada con la tradición. En la exposición esto lo han sabido reflejar de manera magistral las dos comisarías; Beberly Adams y Natalia Majluf, no niegan lo tradicional para dar paso a la vanguardia sino que ambas coexisten y se retroalimentan.

La exposición nos muestra todas las portadas de esta publicación , 32 la mayoría hechas por José Sabogal. Después nos muestra algunas obras de los artistas que han influido en Mariátegui, como Picabía, Grosz , Ernst Ludwig Kirchner, Vicente Huidobro. Para dar paso a un paseo por las figuras mas importantes del panorama sudamericano y dar gran importancia a los peruanos, Emilio Pettoruti, Ramón Alba de la Canal, Germán Cueto, Fermín Revueltas, Manuel Maples Arce, Tina Modotti, Norah Borges, Alejandro Xul Solar,  Germán Cueto,Julia Codesido ,Carlos Quipez Asín, Agustín Riganelli, Gabriel Fernandez Ledesma, Diego Rivera, José Clemente Orozco, Manuel Mancilla, Abraham Regino Vigo, Carlos Mérida y tantos otros…

fullsizeoutput_cf7

Emilio Pettoruti. José Carlos Mariátegui, 1921.

fullsizeoutput_ccc

Diego Rivera. El niño del taco. 1932.

fullsizeoutput_cfc

Julia Coseido. Mercado indígena. 1931.

fullsizeoutput_cf8

José Sabogal. Estela Bocángel Montesinos, 1932.

e43W7fApSuSi3JrTYqK8yw

Rosendo Salazar. La religión es el opio del pueblo. 1929.

fullsizeoutput_cf4

José Sabogal. Amauta. 1929.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s