Performance, arte o espectáculo.

Hace un tiempo en una de mis visitas al “Palais de Tokyo”, en Paris me encontré con la obra de Abraham Poincheval. Sabía que estaba. Una performance en la que el artista marsellés incubaba  huevos de 21 a 26 días con una temperatura de 37,2 grados centígrados . Para la ocasión se había hecho construir un sillón y una especie de urna transparente de plexiglás . El sillón que a la vez le servía de cama estaba dotado de un compartimento en el que se situaban los huevos y la urna de plexiglás mantenía la estancia de Abraham donde era observado por el público y el podía ver al público y sus reacciones. Aunque no podía comunicarse con él.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s