Absolution, Rodin

       Este año se celebra el centenario de la desaparición de Rodin, el escultor francés mas importante de finales del siglo XIX - XX. Un inconformista, un revolucionario, un innovador, se dice que dio la  vida a una disciplina  que estaba atascada desde hacía mucho tiempo.
Este personaje es el objeto de una exposición-homenaje en el Grand Palais de Paris. Un acontecimiento a nivel mundial. Se trata de una  labor inconmensurable. Tres facetas; Rodin expresionista, Rodin  experimentador y Rodin Inspirador. Doscientas obras suyas mas cien de otros artistas que le conocieron o que se sintieron inspirados por su obra o bien que trabajaron a partir de sus numerosas conquistas técnicas o formales. Rompió con el academicismo imperante, busca la expresión de la  verdad, eso que no se ve, el interior, el alma. Hacer visible lo invisible. El realismo no puede expresar lo que Rodin busca así   que inventa un nuevo lenguaje, con nuevas normas, materiales y manera de trabajar.


      A estas alturas ya se han vertido ríos de tinta sobre esta     súper-exposición. Han reunido doscientas obras, escultura, dibujo,   también fotografía y documentos. Cinco comisarias organizan este maremagnum de información. Para mí el hecho de haber nada menos que cinco comisarias es un problema añadido. Creo que hay momentos en los que se nota que cada una de ellas quiere dejar su huella y eso juega en  detrimento de la unidad del conjunto. El hecho de remarcar insistentemente la vertiente expresionista de Rodin junto con la pretensión de querer mostrar a este genio como el artista total, origen de todo lo  que pasó en su momento e influencia de lo que pasará mas tarde ...Es un defecto bastante común en las exposiciones de esta envergadura,  pero no todos pueden ser el origen de todo. Por otro lado al querer   mostrar a Rodin como el todo se cometen errores e incorrecciones y  se llevan las influencias hasta puntos imposibles. Además, los que vamos a ver Rodin en Rue Varenne (sede del Museo Rodin) poco a poco,disfrutando las rotaciones de obras a las que nos tiene acostumbrados la casa y a su dialogo con algún artista contemporáneo ..se nos hace imposible abarcar la exposición. Llega a ser pesada, se pierde la  capacidad de concentración, sobre todo por que se habla de varios   artistas y de varios géneros. No digo que no sea espectacular ver toda la obra que hay expuesta de Rodin, y su onda expansiva, creo que se     pierde la "medida" de lo que realmente ha pasado y es demostrable,con acercamientos e hipótesis.

     Mi parte preferida de la exposición es la que está dedicada a la experimentación, a los moldes, las escayolas, otros materiales que  usa en sus obras preparatorias pero también en las obras donde la  escayola es el material final. Una práctica frecuente en Rodin es  modelar diferentes partes de una escultura por separado en arcilla  cocerla, sacar el molde o varios moldes y guardarlo para usarlo en otra  obra en el mismo tamaño o agrandándolo, de esta manera hay un  verdadero almacén de partes de figuras, decenas de brazos, cabezas, piernas,  torsos... A esto hay que añadir hasta seis mil piezas de esculturas antiguas que se reducen a partes mutiladas de esculturas en gran parte así como figuras desmembrada y una serie de  pequeñas figuras en  materiales  dúctiles con posturas verdaderamente osadas que acaban de perfilar la imagen de Rodin explorador, inconformista, genio. 

    No demasiado lejos de este paraíso rodiniano se encuentra el Museo de Rodin. Participa de esta fiesta rodiniana como no podía ser de otra manera. Para la ocasión ha montado un dialogo entre Rodin y el artista alemán contemporáneo Anselm Kiefer. Un dialogo muy interesante por otro lado. Ambos artistas trabajan mucho la experimentación, uso de materiales no habituales, mezcla de elementos de diferentes orígenes, todo en pos de la búsqueda de nuevas formas de expresión.

    Es en la sala en la que normalmente podemos admirar "El beso" donde encontramos, bajo mi punto de vista la pieza mas sorprendente de  toda la exposición. Se trata de una obra desconocida de Rodin, es  interesante ver como cien años después de su desaparición aún siguen   apareciendo obras desconocidas. "Absolución" ese es su título, o al  menos la inscripción que aparece en uno de los laterales. Es algo  impensable, algo sorprendente, algo por lo que casi se agradece que "El beso" haya sido desplazado. Es una de las esculturas hechas por   ensamblaje de otras figuras; el torso sentado de Ugolin, que esta en el infierno por haber devorado a sus hijos, viene de "La puerta del    infierno" como la cabeza, que es de una figura llamada Mártir, una figura que está recostada, la composición se hace de una manera un  tanto abrupta sin que llegue a encajar bien y la Tierra, que es una   figura de otra escala que aparece de una manera casi ascensional, es  una figura tumbada en origen a la que se gira noventa grados y aquí   aparece como verticalidad total, parece que se eleva hacia la cabeza de la Mártir que la besa en la frente, de aquí "Absolución" El  momento en el que la figura entra en contacto por un beso con la figura  principal es poesía pura, el beso, la absolución es apenas una caricia pero con una fuerza casi mágica.  
image

Cabeza de Mártir Cuerpo de Tierra. 1900.Rodin.

 
     La tela, casi una sábana,es lo que oculta y a la vez rebela, en  este caso es la verdadera protagonista, no oculta en ningún caso los puntos de unión de estas figuras dejando claro que es un ensamblaje, es una decisión estética, mostrar los puntos de unión,el tejido bañado en escayola le da una nueva expresividad aunque le fragiliza hasta tal punto que esta obra no podrá verse mas que en en una urna y no  de manera continuada, es lo que añade excepcionalidad al acontecimiento.
 
    En una ocasión Rodin describe el "pudor" "cuando encuentro una escultura con algo que no le va que no es lo que debiera de formar  parte de ella, lo tapo, una tela oculta aquello que es, para enseñar  mejor aquello que es bello". Al encontrar esta obra me planteo un sin  fin de preguntas; ¿voluntariamente muestra los ensamblajes?, ¿voluntariamente muestra que es una obra hecha de varias obras? y lo hace en un  tamaño en el que se reconoce su importancia. De ser así y de ser una obra esta en sí misma y no una prueba para la definitiva ( cuestión  siempre complicada en Rodin) el punto al que ha llegado su experimentación es avanzadísimo. Estaría utilizando el ensamblaje antes que Picasso aunque Picasso nunca hubiera visto esta obra de Rodin. 

     Es una obra para admirarla. En una primera mirada rápida parece una arcilla tapada con un trapo para guardar la humedad. Es en la  observación atenta donde vemos la maravilla, la fuerza de una caricia  tan leve que casi no existe pero que asumimos. Un conjunto, una   composición perturbadora. Una genialidad.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s